Cartas para Navegar

“No hay modo de crear nuevos conocimientos no se tiene intuición e imaginación, si no se exploran, con mente abierta, los diversos caminos que pueden llevar a la respuesta”. (Sabino, 1992)

El origen de la palabra corografía data de mediados del siglo XVI y proviene del griego khorographia, donde khoros significa región. El Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española de fine corografía como la “descripción de un país , de una región o de una provincia”. La Comisión Corográfica, dirigida por Agustín Codazzi entre los años 1850 y 1859 en la Nueva Granada, es tuvo encargada del mapeo y la descripción sistemática de las regiones de Colombia y cumplió con esta tarea. La Comisión Corográfica si bien fue dificultosa, también fue una productiva travesía por las provincias de Vélez, Socorro, Soto, Ocaña, Santander, Pamplona, Tundama, Tunja, Mariquita, Córdoba, Medellín, Antioquia, Chocó, Buenaventura, Barbacoas , Pasto, Túquerres , Popayán, Cauca, Bogotá, Casanare , Neiva y Caquetá. Una de las repercusiones o resultados más importantes que tuvo dicha comisión y que citamos para esta nueva propuesta, fue el haber contribuido al sentido de identidad Nacional.
Los estudios minuciosos de este grupo interdisciplinar no sólo recopilaron información geográfica y política, sino que artísticamente proyectaron una visión del país desconocido incluso hoy , por nosotros mismos ; variedad de representaciones de paisajes y naturalezas , diversas regiones , personas , 3 costumbres , economías , tradiciones , modos de vivir, pensar, sentir – habitar- en aquel entonces suscitaron orgullo patrio e invitó a muchos conocer las distintas provincias de la Nueva Granada de ese 1860.

Esta propuesta le apunta a la creación de una nueva comisión corográfica, con jóvenes y niños de siete equipamientos culturales de la ciudad de Medellín, en donde se quiere construir un conocimiento colectivo del barrio, acerca de fenómenos y prácticas culturales actuales , a través de la implementación de diferentes metodologías artísticas .

De esta manera podría darse una apropiación del territorio por parte de estas niñas y niños que habitan cada barrio. Diríamos entonces que el reto debe ir más allá de solo buscar una imagen de barrio proyectada por los participantes. Aunque sea uno de los resultados, creemos que este proceso puede hacer las veces de puente de intercambio de conocimientos, como una experiencia transformadora de mentes , la cual aporta a la formación de ciudadanía en la medida que utiliza métodos interdisciplinarios (pedagógicos , artísticos , sociales y científicos ) que involucran procesos cognitivos fundamentales para fortalecer tanto la ciudadanía, como las interrelaciones , el diálogo, el trabajo colaborativo y en equipo, la capacidad de consenso para negociar, la autonomía individual, la conciencia colectiva del entorno y los contextos que movilizan distintas interpretaciones y puntos de vista, que desarrollan capacidades discursivas , narrativas, de participación, de creación y resolución a problemas.
Queremos ver las perspectivas de nuestros participantes pero principalmente propiciar un acercamiento cultural y afectivo entre ellos y 4 otros colectivos en sus respectivos territorios; que generen miradas, descubriendo resonancias , puntos en común y de relación en general que a su vez puedan ayudar a construir nuevos sentidos , significados ,sensibilidades y retos sociales en nuestra ciudad. Es entonces un reconocerse y un compartir esta misma ciudad,- lo particular de cada barrio y encontrar lo común en las diferencias – lo que finalmente busca des entrañar volver esta propuesta.

Nuestra apuesta ambiciona retomar algunos de los métodos etnográficos de los antiguos expedicionarios, tales como los recorridos , la observación, la ilustración, aplicando además métodos contemporáneos como la fotografía, las entrevistas y demás , para acercar a los jóvenes a sus contextos, a partir de taxonomías culturales , que serán: culinaria, moda e historia, entre algunos – cable aclarar que es posible que en la marcha se den otras taxonomías – estos a su vez estarán atravesados por unos nodos centrales: la memoria, la identidad y el territorio.

OBJETIVOS

• Aproximarnos al barrio o los barrios en que está el equipamiento.
• Provocar en las participantes maneras diferentes de representar sus espacios: casa, escuela, cuadra y barrio.
• Exponer de manera lúdica como entendemos palabras que usamos en la cotidianidad.
• Establecer relaciones sociales con los participantes de otros equipamientos
• Re–Conocer, el entorno natural del barrio.
• Desarrollar habilidades creativas a través de la experimentación sensorial
• Conocer y participar en la vida de la comunidad y con diferentes manifestaciones culturales
• Desarrollar la inventiva a partir de un ejercicio de observación de lo que usamos cotidianamente
• Propender por la construcción colectiva del producto final
• Manifestar de manera lúdica y en el espacio público algunas nociones aprendidas durante el proceso.

PREGUNTAS

¿Qué comemos en el barrio?
¿Qué tanto sabemos de las palabras que nos rodean?
• identidad
• barrio
• historia
• culinaria
• moda vestimos según el escenario?
¿Nuestro barrio fue siempre igual?
¿Cómo vemos y como nos ven desde otros barrios ?
¿Qué queremos mostrar y compartir de nos otros , y del territorio?
¿Cómo expresarnos desde la diversión?

Descargar aquí el proyecto completo en pdf

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s